Twitter Biodanza Murcia



Clase Abierta El latido universal 16 de febrero 2020

 

“En el hombre primitivo la percepción de la 'totalidad cósmica' era algo natural: la armonía del universo residía también en él. Las pautas musicales de la naturaleza imprimían en su vida una resonancia profunda. La sucesión del día y de la noche, las fases de la luna, el ascenso y la puesta del sol, el ritmo de las cuatro estaciones, el vaivén del mar, la melodía del viento: todo parecía seguir módulos rítmicos. El vuelo de los pájaros, las migraciones de ciertas especies eran expresión de ritmo y armonía. En su propio cuerpo estaba el ritmo: el latido de su corazón, la cadencia del caminar, el ritmo respiratorio, la oscilación del sueño y la vigilia.”

(Rolando Toro, creador de biodanza)

 

 
Fecha: El domingo 16 de febrero 2020
Hora: 12 a 14h.
Aportación: Anticipada 7€ con la Escuela de Biodanza SRT de Murcia; Taquilla 10€

Didacta:

Yvonne Sep - clase de supervisión de Juan Pedro Izquierdo

Lugar: La Azohía (San Gines), a pocos metros del mar!

Información y reservas: 647 03 51 96 (Isa)
yvonne@biodanzamurcia.es
 

 El latido universal

 

El corazón es mucho más que un órgano, es el símbolo del amor, el hogar de los sentimientos y favorito de poetas. Es el comienzo y el final de la vida y sus latidos nos transmiten algo más que un ritmo cardiaco. La música ha acompañado al ser humano desde hace milenios, incluso el latido del corazón puede considerarse música. Por ello la biodanza nos conecta con la esencia más pura de nuestra existencia.

 

Con biodanza experimentamos el vinculo y el amor, a través de la música y el movimiento, el contacto, la caricia y el encuentro en grupo. El movimiento natural nos conecta con todas las esferas de la vida: física, emocional, mental y espiritual. El grupo, como ambiente nutritivo de calificación y aceptación, nos invita a expresar lo que naturalmente somos, con espontaneidad, con alegría y amor.

 

 

Biodanza nos permite encontrar nuestro propio latido, el latido de la otra persona y el latido universal. Aprendiendo sintonizar con el corazón de la tierra, nuestro latido es como el impulso del alma. Si nos abrimos para el latido universal, experimentamos la invitación natural del universo para seguir nuestro corazón y poner el amor en acción.

 

Cuando somos capaces de mirar a los ojos de la otra persona desde nuestro corazón y contemplar la inmensidad de su alma, revelamos la sacralidad de esta persona que encontramos. A la vez permitimos ser vistos en toda nuestra humanidad, dejando que el otro entre en nosotros para instalarse en nuestras células.

 

La clase abierta es una sesión para todas las personas que quieran conocer biodanza y experimentar su acceso al corazón como latido universal de la vida con ceremonias de encuentro, danzas de solidaridad y afecto. Puedes ya comprar tu entrada anticipada de 7 euros con alguien del grupo de la escuela o pedir la cuenta para hacer tu transferencia. ¡Anímate!

 

Con cariño y hasta pronto!

 

 

Yvonne